¿Por qué o para qué leemos?

“Mexicanos cada vez leen menos; 58 de cada 100 no leyeron ni un libro en 2018.  Más de la mitad de los mexicanos que saben leer y escribir no leyeron ni un solo libro en los últimos 12 meses. La mayoría  de los mexicanos afirma que no leen porque no tienen tiempo o no les gusta”. 

García, K. (23/04/19) El economista. URL:https://www.google.com/amp/s/www.eleconomista.com.mx/amp/arteseideas/

Impresionantes cifras, ¿no es así?, esta información nos evidencia como sociedad. Seguramente has escuchado o tu mismo has expresado algunas de estas preguntas: ¿Qué tan importante es la lectura? ¿perderé mi tiempo al tomar un libro? ¿para qué me va a servir? ¿aportará algo en mi vida? este mensaje no te dará la respuesta que tal vez deseas tener, solo puedo decirte que el hecho de convertirte en lector te permite invertir tu tiempo en algo que te dejará conocimiento, cultura, creatividad e imaginación.

Mucho se ha escrito alrededor del tema de la lectura, es por eso, que solo mencionaré algunos beneficios de este maravilloso hábito:

A) La lectura permite mejorar nuestra ortografía, esto nos ayuda a mejorar la expresión oral y escrita y permite que nuestro lenguaje sea más fluido.

B) La lectura nos facilita exponer el propio pensamiento y posibilita la capacidad de pensar. Pues al estar leyendo trabajamos en la capacidad de observación, de atención y de concentración.

C) La lectura es un medio de entretenimiento y distracción, además, al leer nos relajamos.

D) La lectura puede practicarse en cualquier tiempo y lugar, lo que la hace bastante asequible.

Como comunidad, no debemos permitirnos formar parte de la terrible estadística mencionada en el primer párrafo. Seamos agentes de cambio, leamos e invirtamos en algo duradero que sin duda nos hará crecer como individuos.

Edith Monroy Mendoza
Lic. en Comunicación